La historia centenaria de Mazda a través de 120 vehículos

El centro de esta colección de vehículos Mazda que se puede ver en Augsburgo es el Cosmo Sport un vehículo de 1967 que fue el primero que montó un motor rotativo.

Mazda es una marca fabricante de automóviles diferente e innovadora que está a un paso de cumplir su primer centenario. La historia de la marca de Hiroshima (Japón) está llena de anécdotas, de datos históricos y de modelos legendarios como el Cosmo Sport o el MX-5, el vehículo ‘roadster’ más vendido en la historia del automóvil, del que ya se han matriculado más de un millón de unidades en todo el mundo.

Esta marca tan diferente tiene en la localidad alemana de Augsburgo un centro en el que se puede visitar la historia de Mazda a lo largo de sus casi 100 añosse trata del Museo Frey. En esta colección privada, pero que cuenta con el apoyo de la filial alemana de la propia marca, se guardan más de 120 vehículos, entre los que están los modelos más representativos de toda la historia de Mazda. La marca japonesa se creó en el año 1920, primero bajo la denominación Toyo Cork Kogyo Co., como fabricante de herramientas y lanzó su primer modelo de automóvil en el año 1931.

El Museo Frey de automóviles clásicos de Mazda ocupa el marco incomparable de las antiguas cocheras para tranvías de la localidad alemana de Augsburgo, que datan de finales del siglo XIX. En estas instalaciones, que tienen un encanto muy especial, cobra vida la historia de un fabricante de automóviles innovador y diferente. Los visitantes pueden contemplar piezas minuciosamente restauradas y conservadas entre las que destaca por encima de todo el legendario Mazda Cosmo Sport. Permanentemente, el museo expone en torno a 50 vehículos de la colección que van rotando entre sí para ofrecer cada día una vista diferente, pero al mismo tiempo bastante completa de toda la historia de la marca japonesa.

Los vehículos industriales fueron el principio de la marca Mazda.

Quién no ha oído hablar de modelos como el compacto 323, o la berlina 626 y su variante de carrocería familiar. Pero sobre todo del MX-5, el Roadster por excelencia. Mazda que cumplirá en 2020 su centenario, lleva en el mercado europeo desde principios de los años 70. Por ello, la puesta en marcha de este Museo Frey de automóviles clásicos Mazda, que cumple ahora un año, es el lugar perfecto para que los entusiastas de la marca de Hiroshima tengan un lugar donde revivir sus recuerdos, sus coches clásicos o las historias vividas en su juventud con estos vehículos.

Entre los vehículos que ahora se muestran en el Museo Frey hay que destacar el primer Mazda RX-7 de 1992, el vehículo más vendido de la historia con motor rotativo. La colección de la familia Frey también incluye el primer modelo de la marca que se puso a la venta en Alemania en 1973, el Mazda 616 o el Mazda K360, un vehículo ligero de tres ruedas, entre otros. Y, por supuesto, una primera generación del MX-5, el roadster que ha creado una autentica legión de seguidores en todo el mundo.

Este Museo Frey es una iniciativa del concesionario local de Mazda, Walter Frey y sus hijos Joachim y Markus. En 1971 fue cuando se fundó el concesionario Auto Frey y casi 50 años después sigue siendo la misma empresa familiar. Es además concesionario de Mazda desde el año 1978. La razón por la que Walter Frey fue uno de los pioneros concesionarios de Mazda en Europa fue porque era un apasionado de la tecnología. En los años setenta estaba fascinado con el motor rotativo. En este sentido Mazda ha sido una de las marcas que más ha trabajado y comercializado el concepto del motor rotativo del que lanzó su primer modelo en el año 1967. Por ello, en este museo hay una parte importante del mismo dedicada al funcionamiento del motor rotativo y se pueden ver algunos de los modelos de producción que montaron aquel motor tan innovador.

Tras la puesta en marcha de estos concesionarios, Walter Frey se convirtió en un activo coleccionista de coches durante más de 30 años. Todo empezó con su primer Mazda Cosmo Sport, vehículo que adquirió en Nueva Jersey en el año 1980. Es un modelo que es el principal foco de atracción de dicha exposición. En la actualidad, la colección Frey está formada por 120 vehículos que representan cada modelo y serie que ha comercializado Mazda desde los años 30. Walter ha sabido contagiar a sus hijos la pasión por el coleccionismo del automóvil y por mantener esta colección histórica de modelos Mazda.

El Cosmo Sport de 1967 fue el principio de la colección.

El 30 de mayo de 1967, hace ya más de 51 años, Mazda lanzó al mercado el Cosmo Sport, un vehículo que marcó un antes y un después en la historia y la tecnología del automóvil. Este elegante biplaza, que incorporaba un motor rotativo, supuso el despegue de una larga tradición que se mantiene viva en la actualidad: hacer coches que ofrecen diversión al volante y éxitos en el mundo de la competición de la mano de la tecnología única.

Este modelo fue el primer coche del mundo propulsado por un motor con dos rotores y fue el primer deportivo de Mazda. Además fue un modelo que aportó una tecnología que se ha ido transmitiendo a otros modelos legendarios como el Mazda RX-7. Del Cosmo Sport sólo se hicieron 1.176 unidades, pero fue un gran hito para la marca, porque hizo que Mazda pasara de ser conocida como un fabricante de vehículos industriales y utilitarios pequeños, a transformarse en una marca única con la vocación de desafiar los convencionalismos en términos de ingeniería y de diseño. Y esta filosofía de producto es la que se mantiene hoy en día y caracteriza a una marca que se mantiene al margen de las tendencias en el mundo del automóvil y que marca su propio camino.

Los ingenieros de Mazda tuvieron que vencer numerosos obstáculos para hacer comercialmente viable el motor rotativo del Cosmo Sport, sometiendo a los prototipos a pruebas exhaustivas durante cientos de miles de kilómetros. Pero todo este fuerzo de desarrollo tuvo su compensación porque docenas de empresas firmaron acuerdos de licencia para desarrollar la novedosa tecnología cuya licencia original de Wankel era de la marca alemana NSU, hoy integrada en Audi.

Fuente: El Confidencial

Autor: Carlos Cancela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.